Pick me Up – Capítulo 303 – Ragnarok (8)


Subí las escaleras con Sijel colgada de mi cintura.

“¡Ugh…!”

Habían pasado 10 minutos desde el final de la primera batalla en Edén.

Me dirigía al último piso de un centro comercial que había destruido. Cada vez que me movía, Sijel emitía un débil gemido.

“Aguanta el dolor. No tengo intención de ser considerado. Deberías agradecerme que no te haya matado.”

Este sujeto ya había perdido su divinidad.

El poder abrumador que vi en el transatlántico Mobius no se encontraba en ninguna parte.

Lo que tenía aquí era solo un remanente de lo que alguna vez fue una deidad. Por eso Tel no dudó en lanzarme a Sijel.

Thud.

Cuando llegué al tercer piso del centro comercial, arrojé a Sijel sin cuidado.

Rodó varios metros por el suelo hasta chocar con la pared.

¡Tac! ¡Tacatacatac!

Chispas saltaban de los cables rotos del techo.

Jalé una silla que estaba en medio del pasillo y me senté frente a Sijel.

“La secretaria del director del juego Pick Me Up, Sijel. ¿Verdad? Si es correcto, asiente dos veces con la cabeza.”

Los hombros de Sijel temblaron ligeramente.

Luego, movió la cabeza dos veces.

“Lo… Lo…”

Quería pronunciar mi nombre, pero todas sus cuerdas vocales y órganos de fonación estaban dañados.

Su voz era solo un gemido entrecortado e incomprensible.

[Ahm…]

Frey batió sus alas y se posó en el hombro de Sijel.

La miré y hablé.

“¿Podrás hacerlo?”

[Sí, lo intentaré.]

Bien.

Puse mi mano en el hombro de Sijel.

Mi poder de interferencia penetró su piel enrojecida.

“He bloqueado temporalmente tus nervios. Deberías poder moverte un poco.”

“…”

“Ahora, Frey sincronizará tus sentidos. Di lo que quieras decir.”

Frey cerró los ojos.

Pronto, todo su cuerpo comenzó a emitir un resplandor azul.

“Lo preguntaré de nuevo. Secretaria de primera clase del Alpha Zero, Sijel, ¿verdad?”

<…Sí.>

La boca de Frey se abrió.

El tono que salió era la voz suave y femenina de Sijel.

La había oído una vez. Con una voz tranquila, me había dado opciones.

<Sí, lo soy…>

“Ahora podemos comunicarnos.”

Sentado en la silla, crucé las piernas.

Sijel, tumbada en el suelo, se retorcía.

<Gracias por… perdonarme…>

“De nada.”

No tenía buenos sentimientos hacia ella.

El transatlántico Mobius, el Pionero. En ese entonces, Alpha Zero y Sijel solo me informaron de los hechos que les convenían. Excluyeron deliberadamente que el juego Pick Me Up terminaba en el piso 90 y que el mundo no podía ser restaurado.

‘Te salvé porque te necesito.’

No bastaba con destrozar a Tel y su compañía.

Mientras luchaba contra los fragmentos en la frontera, necesitaba a alguien que pudiera restaurar Taonier. No era una tarea fácil y solo alguien con las habilidades adecuadas podría intentarlo.

‘En ese sentido… Alpha Zero es la mejor opción.’

El arquitecto principal del sistema de este juego.

Aunque me traicionó, era claro que deseaba restaurar Mobius.

‘Usaré a Frey como eje principal y Alpha Zero como soporte.’

Las condiciones para la restauración eran suficientes.

Yo me encargaría de los conflictos con los fragmentos durante el proceso.

“¿Sabes por qué te he perdonado la vida?”

<¿Para recolectar información?>

“Esa es una tarea secundaria.”

<El director…>

“Sí. Necesito a ese viejo pervertido.”

Con mi poder, podía controlar a Alpha Zero fácilmente.

Ya sea mediante lavado de cerebro o contratos.

<Lo… Loki.>

Sijel se arrastró hacia mí y se agarró a mis pies.

<Por favor, salva al director. Todavía está atrapado en la compañía. Aunque está resistiendo, pronto esa mujer se lo comerá.>

“Lo sé. Iré en cuanto terminemos de hablar.”

<¡Gracias!>

“No digas tonterías. Haz tu trabajo.”

Crucé los brazos.

“Voy a destruir esta ciudad. Pronto la dimensión desaparecerá. Entonces, ¿cuál será tu parte?”

<…Evacuación.>

“Seguramente hay personal valioso aquí. Aunque te hayan expulsado, fuiste una alta ejecutiva. Evacúalos como sea. Si haces bien este trabajo, levantaré la maldición que pesa sobre ti.”

<No…>

No le importaba.

<No importa el motivo, te engañé y jugué con el destino de los seres en este universo. No tienes que levantar la maldición. Esta tortura es la marca de mi pecado, y la llevaré hasta el final.>

“¿De verdad?”

<Sí.>

Me recoloqué en la silla.

‘No entiendo a estas personas.’

Primero me traicionan y ahora quieren redimirse.

<Siento un gran poder en ti.>

Sijel me miró con sus ojos destrozados.

<¿Has tomado una decisión?>

“¿Qué decisión?”

<…>

“No es asunto tuyo. Simplemente haz tu trabajo correctamente”.

Shing.

Saqué una daga de la funda en mi cinturón.

Concentré mi poder de interferencia en la hoja y la lancé junto a la cabeza de Sijel.

“Usa esto. Debería ser suficiente para moverte.”

Alcancé a través de la vitrina de una tienda de ropa.

Un abrigo largo en un maniquí fue atraído a mi mano.

Dejé el abrigo con capucha junto a la daga.

“Ponte algo de ropa. No es agradable verte así.”

<…Gracias.>

Chasqueé los dedos.

La energía azul que emanaba de Frey desapareció.

La sincronización de sentidos se rompió.

“Buen trabajo.”

Frey se posó en mi hombro.

Miré brevemente a Sijel, que yacía en el suelo, y me di la vuelta.

Comencé a bajar las escaleras hacia el piso inferior.

No hay mucho tiempo.

Tel no morirá fácilmente.

Claramente estaba tramando algo.

Cualquiera que fuera su plan, estaba seguro de poder aplastarle la cabeza.

‘Pero antes…’

Llegué al primer piso del centro comercial.

El letrero de una tienda de conveniencia parpadeaba junto a la salida.

Aunque estaba en ruinas, vi algunos artículos intactos.

‘Esto es raro.’

Agarré un sándwich del estante del refrigerador.

Un sándwich de tienda de conveniencia. Un alimento instantáneo que costaba unos 2,000 wones.

[¿Puedo comer uno también?]

“¿Por qué me preguntas eso? Haz lo que quieras.”

[¡De acuerdo!]

Frey voló y trajo un batido de plátano, insertando la pajilla.

Slurp. Mientras Frey sorbía, el líquido amarillo desapareció de la botella.

Sonreí al ver eso y mordí mi sándwich.

Entre el pan había jamón, kétchup, lechuga y aderezo.

No sabía cuándo volvería a disfrutar de tal lujo.

Yo…

“Frey.”

<¿Sí?>

“Toma esto.”

Le pasé el sándwich a medio comer.

Frey ladeó la cabeza y luego se lo metió en la boca, llenando sus mejillas.

‘…Ya veo.’

No sentía sabor alguno.

La textura del pan. El crujido de los vegetales. El sabor del kétchup.

“Puaj.”

Escupí el pedazo de sándwich.

Abrí la puerta de vidrio y salí. Un viento cortante barría la calle.

“El clima aquí…”

<¿Eh?>

“Es frío.”

<Como dijo Loki, hace un poco de frio.>

Me envolví la capa sobre los hombros.

Comencé a caminar por el camino que conducía a la sede.

‘No siento nada.’

Ni el sabor del sándwich.

Ni el frío del viento nocturno en mis mejillas.

Ni la firmeza del asfalto bajo mis pies.

Zzz.

De repente, mi visión se nubló.

Los innumerables colores que armonizaban se desgarraron en blanco y negro.

‘Blanco y negro.’

No percibía otros colores.

Como si viera una película en blanco y negro.

Crack.

Apreté la estatua en mi bolsillo con fuerza.

La acaricié varias veces, recordando su textura.

No pasó mucho tiempo antes de que mis sentidos volvieran.

“…”

¿Ya es así?

Aún no. Tengo cosas que hacer.

Apreté los dedos de los pies y salté con toda mi fuerza.

¡Boom!

Cada vez que pisaba el suelo, los coches cercanos salían disparados.

Quedaban unos cientos de metros hasta la sede. Corrí a toda velocidad por el enrevesado paso elevado.

<No hay nadie.>

Los edificios y las calles estaban vacíos.

Debe ser por la recomendación de evacuación.

‘Parece que no enviarán más peces pequeños.’

Eso me convenía. No quería perder tiempo.

En el centro de la calle, salté 10 metros en el aire y corrí por la pared del edificio.

Finalmente, llegué a la entrada de la sede, la plaza.

[Mobius Inc.]

[Guardia de la Ciudad Lv.99] x 317

Cientos de guardias armados con armas pesadas estaban apostados tras barricadas.

<¡Advertencia! ¡Maestro Loki! Desarme inmediatamente y…>

Lancé un golpe al aire.

¡Boom! La barricada de varios metros de altura hecha de acero voló en pedazos.

“¡Aaaah!”

“¿No lo entendieron ya?”

Apreté el puño.

¡Crunch! Decenas de soldados fueron aplastados hasta quedar irreconocibles.

No valía la pena usar la Espada de Escamas de Dragón.

“Solo un poco más y llegarán refuerzos…”

“Quítense.”

Pasé el dedo por el aire.

La multitud de cientos de personas en la entrada del edificio se dispersó.

“¡Re-retirada! ¡Retírense por ahora!”

Comenzaron a huir despavoridos.

En la dirección opuesta a la sede.

Una decisión sabia. No querían ser arrastrados.

Abrí la puerta giratoria y entré en la sede.

[Mobius Inc.]

[1F]

El interior del edificio estaba a oscuras.

Después de unos pasos, las luces se encendieron y revelaron el interior.

“…Has llegado.”

Detrás del mostrador de información del primer piso.

Un hombre de mediana edad, con un traje impecable, me observaba.

“¿Eres el héroe insensato que pretende desafiar a la compañía? Vi tu poder hace un momento, pero sería un error juzgar nuestra fuerza por eso.”

“¿Quién eres?”

“Perdona mi descortesía. Soy una deidad de la asamblea universal, reconocida por el presidente y concedido el puesto de director…”

Pasé junto al detector de metales.

El lugar era inmenso, pero no había otros empleados a la vista.

[�∇文G!!#絶Z Lv.999]

“Como ves, trabajo por una causa noble. Para los pobres seres de nuestro universo. Durante miles, millones de años, hemos trabajado arduamente, observando a las criaturas…”

“…”

“¡Y aun así! ¡Nosotros, seres superiores, gastamos tanto esfuerzo en seres insignificantes… mientras esas plagas se atreven, se atreven a rebelarse!”

Los ojos del hombre se alargaron horizontalmente.

Un poder ardiente se esparció por sus ojos.

“¡Te mataré!”

Clang.

Lo agarré del cuello y lo levanté.

“Deja de decir tonterías.”

“¡Kuh, hahaha! ¡Te arrepentirás, insecto!”

Me miró fijamente.

Una llama azul envolvió mi cuerpo.

“Soy Hartkent el de la Llama Primordial. Una encarnación del fuego desde tiempos inmemoriales. ¿Sabes por qué Sijel terminó así? Jaja, ¡fue mi obra! Arde. ¡Arde y arrepiéntete eternamente…!”

¡Woosh!

Mi piel se derritió instantáneamente.

“¡Kikikikiki! Mi fuego nunca se apaga. Penetra el corazón y arde eternamente… ¿Eh?”

“¿Eternamente?”

“¿Qué…?”

Miré mi brazo derecho.

Debajo de la piel derretida, brillaban las escamas negras de un dragón.

‘Escucha bien, Han.’

La voz de Halgion resonó en mi cabeza.

‘La piel de dragón es invencible. Ninguna hoja afilada puede penetrarla. Si realmente comprendes mi poder…’

Lo tomé como tonterías.

Pero ahora lo entendía.

“¿Qué…? Pero…”

Crack.

Le rompí el cuello.

Y atravesé su pecho con la mano.

“¡Espera! ¡Espera!”

Lo encontré.

Apreté mi mano izquierda.

Al mismo tiempo, su cuerpo tembló y se desvaneció en un destello.

Mi capa ondeó y la ola de luz se absorbió en mi cuerpo.

[¡Phew! Estuvo cerca.]

Frey voló hacia mí.

Bueno, se había escondido rápidamente cuando apareció.

[Loki, realmente… lo hiciste.]

“¿Crees que lo haría de mentira?”

Primero de los 32.

A juzgar por la concentración de su poder de interferencia, era el más débil entre los directores.

Solo lo enviaron para ganar tiempo.

‘¿Creen que eso funcionará?’

Extendí mi mano derecha.

¡Woosh! Una llama azul ardió en mi mano.

  • pick me up!
  • rsod asassins
  • yuan’s ascension
  • absolute regression
  • Mago astral marcial